fbpx

10 Consejos para pasar la ITV de la moto

Para muchos, pasar la ITV por primera vez se convierte en un motivo de preocupación y dudas. Lo cierto es que más del 80% pasa la Inspección Técnica de Vehículos en la primera visita y de aquellos que no pasan, lo hacen al subsanar las fallas encontradas.

Para que puedas pasar la ITV de la moto sin ningún problema, aquí te traemos 10 consejos que te van a resultar de mucha ayuda para tener todo a punto.

1. El plazo para la ITV varía según el tipo de vehículo

Si se trata de un ciclomotor, que la Ley no lo considera un vehículo de motor, la primera ITV es a los tres años y luego cada dos años.

En el caso de las motocicletas la primera inspección debe hacerse a los cuatro años a partir de su matriculación. Las siguientes inspecciones deben hacerse cada dos años.

 

2. Pide tu cita con antelación

Si programas la cita para la inspección bien sea mediante una llamada o en el sitio web de la estación de servicio podrás ahorrar tiempo.

Hacer la revisión de cada vehículo puede tomar unos 15 a 20 minutos. Calcula todo lo que tendrás que esperar si llegas y tienes tres motos por delante.

3. Prepara la documentación

Al momento de llevar tu moto a la ITV es importante que toda la documentación esté en orden y al día.

Asegúrate de tener a mano el Permiso de Circulación, el comprobante del seguro y la Tarjeta de Inspección Técnica del Vehículo.

En cuanto a la vigencia del seguro en el sitio harán la verificación en línea; pero en caso de que falle el sistema es bueno que lleves el respaldo para no sufrir retrasos en la inspección.

4. Comprueba el número de bastidor

Este es uno de los primeros puntos en una ITV. El número de bastidor debe coincidir con el que aparece en la documentación y debe ser legible.

5. Revisa que todas las luces funcionen de manera correcta

Asegúrate de que todas las luces funcionan bien; si no fuera así, en especial las intermitentes, lo más probable es que tu moto no pase la inspección y necesites reparar lo que indique el inspector para pasar por una nueva inspección.

Si revisas de manera minuciosa y notas algún fallo, podrás hacer los reemplazos a tiempo. Es obvio que todas las luces deben funcionar bien todo el tiempo, pero esta es una de las principales causas para no pasar la ITV en la primera visita.

6. El manillar

El manillar es uno de los elementos más importantes para la seguridad. Debe estar en buenas condiciones y los sistemas de aceleración, frenado y antibloqueo deben funcionar de forma correcta.

7. Verifica el estado de los neumáticos

Los neumáticos son un punto crítico en la seguridad a la hora de conducir y es también una de las fallas más frecuentes en las revisiones de la ITV.

La medida de las ruedas debe ser la misma que figura en la ficha técnica del vehículo y la banda de rodadura debe cumplir las especificaciones.

La superficie de la cubierta debe estar libre de deformaciones o cualquier otra señal de deterioro.

Deben estar en buen estado, sin señales de desgaste en el dibujo de la superficie. Recuerda reemplazarlos con la frecuencia recomendada por el fabricante y no tendrás problema alguno.

Además la presión de aire debe ser la correcta según las especificaciones del fabricante. Si has cambiado los neumáticos asegúrate de que son equivalentes a los originales.

8. Elementos mecánicos

Todos los componentes mecánicos como frenos, espejos retrovisores, pata de cabra, bocina, cadena y otros elementos de la moto deben estar en óptimas condiciones.

Los frenos son un punto crítico en la seguridad del tripulante y deben ofrecer un frenado seguro y estable.

Antes de pasar por la ITV es recomendable que hagas una revisión completa de tu moto en tu taller de confianza para que puedas tener la seguridad de que todo funciona de forma correcta.

9. Limpieza y estado del asiento y depósito de gasolina

Aunque la limpieza no es un motivo para no pasar la inspección técnica de vehículos, que tu moto esté impecable lo verá con buenos ojos visto el técnico a cargo. Una moto sucia puede hacer desconfiar a quien haga la revisión.

El asiento debe estar en buenas condiciones. Una tapicería descosida o rota puede ser de poca ayuda en una inspección.

El depósito de gasolina debe tener su pintura en buen estado y debe estar libre de abolladuras y rayones. De más está decir que el tapón debe ajustar bien.

10. En el caso de los ciclomotores

Cuando se trata de un ciclomotor, la ITV también contempla una prueba de velocidad. Esto obedece a que la normativa establece que no pueden exceder los 45 kilómetros por hora.

Si al momento de realizar la prueba el técnico detecta que el vehículo excede la velocidad máxima se considerará una falla grave y no podrás pasar la ITV de la moto.

Otra prueba a la que son sometidos los ciclomotores es la de verificación de los tubos de escape. El escape debe ser original y aprobar la prueba de ruido.

Pon atención a la fecha en la que te toca la ITV

No cumplir con el plazo para pasar la ITV de la moto te pone en riesgo de una multa de 500 euros o más si un oficial de tráfico verifica que no has cumplido con este requisito.

Es preferible que trates de pasar la ITV antes de tiempo, por ejemplo, con un mes de antelación y de este modo te aseguras de que cumples con este requisito y te evitas malos ratos.

Otra cosa que debes saber es que no te cobrarán más por pasar la ITV fuera de plazo.

Anticipar la inspección no afecta la fecha en la que vence. Por ejemplo, si tu fecha de vencimiento es el 15 de marzo y la haces el 15 de febrero, en el documento quedará reflejado el 15 de marzo al año que te corresponda según la antigüedad de tu moto.

Ten presente que si aún no es la fecha para la ITV pero haces modificaciones, o la moto tuvo desperfectos importantes debido a un accidente deberás pasar la revisión antes de poder circular con tu vehículo.

Recuerda revisar el funcionamiento de todas las partes de tu moto antes de pasar la ITV para que puedas obtener tu certificado sin necesidad de subsanar fallas.

De cualquier manera, debes mantener en óptimas condiciones de funcionamiento tu vehículo pues en ello va tu seguridad y la de quienes te rodean. Si mantienes un programa de mantenimiento preventivo riguroso, siempre podrás pasar la ITV a la primera.