fbpx

Caducidad del casco de seguridad, ¿cuándo cambiar el casco?

Aunque no quisiéramos, la caducidad del casco de seguridad de nuestras motos llega en cualquier momento, y más cuando nos exponemos mucho al sol, la lluvia o algún otro factor climático extremo.

Pero, como estás pensando, un casco de moto no tiene fecha de caducidad.

Entonces, ¿cómo saber cuándo cambiar el casco de tu moto?

En este post te enseñaremos las situaciones que te indican la caducidad del casco de seguridad de tu moto y qué puedes hacer para asegurarte de que el tuyo esté vigente en este momento.

¿Cuándo cambiar el casco de moto? 7 situaciones

Es muy importante mantener el casco en las mejores condiciones, sobre todo en cuanto a su eficiencia en materiales de composición, porque de ello depende nuestra vida.

De hecho, ¿sabías que el casco de seguridad es el elemento de seguridad más importante de un motociclista?

Por eso, cuando este ha caducado, lo mejor es cambiarlo sin dudarlo.

Muchos fabricantes recomiendan cambiar el casco de la moto cada 5 años.

Sin embargo, los factores de nuestro entorno, como el clima, además del uso y las exigencias que le des a tu casco influye en el tiempo de vida útil de este.

Por tal motivo, empecemos a analizar las 7 situaciones que te indican cuándo cambiar el casco de tu moto por caducidad.

1. Cuando pierde su efectividad

Todos los materiales que se utilizan para fabricar los cascos de las motos se degradan con el paso del tiempo, sin importar su calidad.

Es el ciclo de la física y química de los materiales.

Los cascos se componen de fibras o resinas termoplásticas de alta resistencia y elasticidad, lo que garantiza que te proteja ante algún accidente.

Sin embargo, con los pequeños golpes que pueda darse a diario el casco, el uso frecuente, e incluso los factores climáticos, su composición interna se ve afectada, restándoles eficacia.

Entonces, ¿cómo saber que tu casco ha perdido efectividad en cuanto a los golpes?

Recuerda que los cascos de motos distribuyen la energía ocasionada por los golpes a lo largo de su estructura, por lo que la cabeza no sufre daños.

Por lo tanto, para conocer la caducidad del casco de seguridad tienes que ponerte el casco y golpearlo con suavidad para verificar si el impacto llega a tu cabeza.

Si te duele, cámbialo lo antes posible.

Otro factor que te indica cuándo cambiar el casco es si tiene abolladuras, rasguños o grietas en su estructura externa.

2. Cuando se cae o se impacta muy fuerte con el suelo

¿Te ha pasado que colocas el casco en el manillar de la moto y se te cae?

Sí, esa es una situación que nos ha pasado a todos los motociclistas principiantes y expertos.

Y, aunque pueda parecer inofensivo, estas caídas constantes hacen que la composición interna del casco se deteriore y que pierda su capacidad de seguridad.

Así que, si tu casco se ha caído demasiado en el último año, lo mejor es que optes por cambiarlo para evitar que un accidente, por muy leve que sea, te deje daños y secuelas.

Es un factor determinante de la caducidad del casco de seguridad; no la ignores.

3. Cuando tienes un accidente

Si has sufrido un accidente de moto es momento de cambiar el casco sin dudarlo.

Por muy leve que sea, debes considerar que la estructura de los cascos de motos se piensa para resistir un solo impacto de choque.

Por tal motivo, una vez que te caes en tu moto debes saber que tu casco ha perdido su capacidad de brindarte seguridad ante otro accidente, por muy bien que pueda verse en su exterior.

No olvides que el casco de seguridad te salva la vida, por lo que mantenerlo en el mejor estado es muy importante para ti y los que te rodean.

4. Cuando los cierres o correas se deterioraron

Imagina contar con la mejor puerta de seguridad para proteger tu casa de ladrones, pero que solo está puesta en el agujero donde debe ir sin haberla fijado e incrustado a la pared.

¿Te sentirás protegido?

Del mismo modo, cuando el casco de seguridad tiene una estructura sólida, resistente e intacta, pero las correas de la barbilla no logran ajustarlo bien a tu cabeza, no brindan la misma protección.

Y esto es así porque al mínimo golpe se caen, dejando tu cabeza expuesta al asfalto, la pared o un coche.

Esta es una de las situaciones cuando cambiar el casco que muchos ignoran.

No cometas el mismo error.

5. Cuando el acolchado del casco de la moto se haya vencido

De los factores de caducidad del casco de seguridad, este es el que más se suele considerar porque los conductores no se sienten cómodos cuando la goma interior del casco no es acolchada.

Este acolchado es el que se encuentra en el interior del casco y cuyo objetivo es brindar confort en el uso del casco.

El sudor, la grasa del cabello y el tiempo ocasionan la caducidad del casco de seguridad en esta espuma.

Ahora bien, ¿cuándo cambiar el casco por la espuma de confort?

Simple, cuando sientas que el casco no es tan cómodo como antes.

6. Cuando el poliestireno expandido del casco no es óptimo

El poliestireno expandido o EPS es el material encargado de brindar seguridad dentro del casco, no confort, por lo que es diferente a la espuma mencionada antes.

Esta goma está pensada para amortiguar los golpes que puedas tener y, en conjunto con la resina del casco, distribuir la fuerza a lo largo del casco.

Sin embargo, es un elemento que puede ayudarte a determinar la caducidad del casco de seguridad si observas que se ha agrietado o que no absorbe los golpes.

Además, cuando el poliestireno del casco se vence, sientes que por dentro pierde sujeción y ajuste a la cabeza.

7. Cuando el casco se ha expuesto a altas temperaturas mucho tiempo

En verano los cascos suelen sufrir mucho daño por la intensidad del sol y el calor.

La exposición a esta fuente de calor hace que el material pierda sus propiedades físicas y químicas, lo que se traduce en la caducidad del casco de seguridad y su reposición inmediata.

¿Y cómo saber que la temperatura y el sol están afectando tu casco de moto?

Observas que pierde color, que se empieza a agrietar la estructura y que los desperfectos ya no se pueden arreglar.

Caducidad del casco de seguridad: cada cuánto tiempo revisar el casco

Te recomendamos que realices un mantenimiento preventivo cada dos meses a tu casco para garantizar que su funcionamiento esté en óptimas condiciones.

En estas condiciones solo debes hacer lo siguiente:

  • Comprobar que el revestimiento del poliestireno expandido esté bien adherido a la superficie del casco.
  • Verificar que las correas de sujeción del casco estén en buenas condiciones y no se estén deshilachando.
  • Asegurarse de que las correas ajusten bien el casco a tu cabeza.
  • Mirar a fondo la superficie exterior en busca de grietas, abolladuras o pérdida del color.

Como ves, verificar la caducidad del casco de seguridad es una tarea que debes realizar cada dos meses y comprobar los 7 factores que determinan cuándo cambiar el casco.

Sigue esta guía y tu vida siempre estará en buenos cascos.